Donando vidas

El corredor popular Eduardo Rangel consiguió finalizar en 2014 con éxito un desafío deportivo y solidario inédito: correr ocho maratones en las ocho provincias andaluzas durante cuatro días para promover la donación de órganos. En los cuatro días del puente de mayo de 2014, este vecino de Sanlúcar de Barrameda superó más de 336 kilómetros y 35 horas en carrera; casi 20 horas de desplazamientos en autobús; falta de sueño y un calor extremo para lograr su gran reto personal.

El Desafío superó los 8.500 nuevos donantes de órganos (personas con tarjeta de donante) tanto a través de su página web (www.donandovidas.com) como a través de las carpas instaladas por la Coordinadora Regional de Trasplantes en cada una de las líneas de meta. La cifra casi duplica la media de nuevas tarjetas que se expende cada año en España. La repercusión del reto de Rangel en los medios de comunicación y en las redes sociales, sin embargo, hacen imposible conocer la profundidad de la labor de concienciación que ha significado este desafío. “El objetivo es hacer ruido, aunque este reto haya significado una locura, es una forma para hacer que este mensaje llegue lo más lejos posible. Cada nuevo donante es una esperanza más para salvar una vida”, señaló el corredor popular.

Ochomil, a través de su director, Jorge Garret, se ha hecho cargo de la dirección de comunicación del proyecto Desafío Andalucía Donando Vidas y ha formado parte de la expedición que ha recorrido Andalucía gestionando las relaciones con decenas de medios de comunicación de toda la región.

Comentarios no permitidos.